“RECUERDOS”

Esta mañana, al entrar a una iglesia gótica he tenido una sensación ya experimentada en otras ocasiones. Veo las piedras con las que está construida, los arcos, el altar mayor y creo “recordar” cómo era en un inicio, cuando no estaba construida, cuando el maestro de obras estaba por ahí dirigiendo, “recuerdo” las piedras sin suciedad, cómo las traían de la cantera y cómo se ponía el material para sellarlas, cómo es la forma de la piedra que no se ve, un cubo que acaba en ese ribete que, unido a los demás, forman esas bóvedas de crucería….
¡¡¡Es tan extraña esta sensación!!! ¿Cómo puedo “recordar” algo que no viví?
No he leído “Los pilares de la Tierra”, igual debería hacerlo….

Cuando me centro en las imágenes para ver cómo son, entonces desaparecen, es como si al querer atraparlo se esfumara, como nos dicen que son los fantasmas…. Es como si funcionara en copresencia, en segundo plano y no como imagen principal, es como si eso estuviera ahí mientras no lo miro, pero al intentar “pensar” en ello, se va….

Al caminar por el barrio gótico de Barcelona también me pasa, puedo casi recordar las carretas en medio de las callejuelas, el mal olor, gritos, la suciedad y los harapos con los que va la gente vestida…

No puedo explicarme esto, al menos intelectualmente, pero me ha pasado en repetidas ocasiones y no son hilos asociativos de imaginación o ensueño, sino que las vivo como recuerdos, como si “recordara” que yo estuve allí, como si una parte de mí hubiera vivido en ese tiempo medieval. Dando vueltas a la sensación la podría sintetizar en que mi cuerpo es joven, pero algo de mí es viejo, antiguo, se ha movido en otros tiempos y tiene “recuerdos”.

Silo, en el capítulo V – Sospecha del Sentido de “El mensaje” dice:


A veces me he adelantado a hechos que luego sucedieron.
A veces he captado un pensamiento lejano.
A veces he descrito lugares que nunca visité.
A veces he contado con exactitud lo sucedido en mi ausencia.
A veces una alegría inmensa me ha sobrecogido.
A veces una comprensión total me ha invadido.
A veces una comunión perfecta con todo me ha extasiado.
A veces he roto mis ensueños y he visto la realidad de un modo nuevo.
A veces he reconocido como visto nuevamente algo que veía por primera vez.
Y todo ello me ha dado qué pensar. Buena cuenta me doy que, sin esas experiencias, no podría haber salido del sin-sentido

Pues exactamente una de esas cosas es lo que me pasa, reconozco como visto algo que se supone que veo por primera vez, ¿cómo puede ser?

¿Os ha pasado?

María

2 comentarios — Comentar

Redimido

Creo que eso pasa, si.
Cuando uno llega a un lugar con su propia energía, ya sea en la naturaleza, o en lugares sagrados o importantes, el cuerpo físico entra en resonancia con lo que percibe, creando recuerdos de cosas que acaba de conocer.

Henry Guevara

Un blog excelente

Buen trabajo

Paz,fuerza y alegría

Henry